Sapiosexual: más allá de lo físico

sapiosexual-atraccion

La inteligencia puede ayudar a encontrar muchas cosas de valor, como un título académico, un excelente puesto laboral y otras muchas cosas… pero pocas veces nos pasa por la mente que esta puede ser una excelente motivación erótica.

El término utilizado para esto se le conoce como Sapiosexual, que viene a ser la excitación erótica o atracción que nos genera una persona que posee un gran coeficiente intelectual.

Aunque suene algo descabellado, y la palabra Sapiosexual no esté aprobada por la Real Academia Española, es algo más habitual de lo que parece.

Y a ti ¿te atraen las mentes brillantes?

Vamos a ver lo que te estás perdiendo…

La sapiosexualidad, atrae más por lo que piensas que por cómo te ves

La sapiosexualidad (toma palabro) se aleja de lo que podemos considerar una relación amorosa convencional, pues aquí la atracción física solo juega un papel muy secundario, porque coloca a la inteligencia como principal atractivo.

Es importante señalar que ser Sapiosexual no es una condición clínica ni una orientación sexual exacta. Gracias a muchas encuestas se ha podido determinar y darle nombre a un fenómeno que existe en la sociedad desde hace mucho tiempo.

Estos estudios revelan que muchas personas prefieren ignorar el atractivo físico a la hora de consolidar una relación amorosa estable.

¿En quienes se hace más frecuente lo Sapiosexual?

Las estadísticas apuntan a que las mujeres se inclinan más por lo Sapiosexual que los hombres; esto se debe a que ellas exigen más estímulos para sentirse atraídas por alguien con una alta estabilidad emocional.

Muchos psicólogos coinciden en que las mujeres sapiosexuales que acuden a sus consultas siempre colocan en la lista de su hombre perfecto la inteligencia, ya que es algo que sin duda alguna las hace sentir mucho más seguras.

En cuanto a relaciones sexuales, la inteligencia puede ser mucho más poderosa que la habilidad de su amante en la cama, lo que aumenta el atractivo sexual y el placer.

Así que todo hombre que pretenda conquistar a este tipo de mujeres debe tener presente que el primer acercamiento es solo para conocerla mejor, y no para ir ningún paso más allá.

Eso sí, hay que puntualizar que la inteligencia es una cualidad que tanto hombres como mujeres valoran por igual. En el caso de los chicos tiene menos fuerza porque el físico pesa mucho más en un primer contacto. No siempre, claro, pero ya sabes… son chicos.

Cómo identificar que eres Sapiosexual

Si llegaste hasta este punto es por dos razones: puede que sientas curiosidad por el tema, o porque tal vez sientas que eres un Sapiosexual

Para descubrirlo, debes identificar ciertas características:

Recordemos que hombres y mujeres pueden encontrar en la inteligencia de otro individuo atracción sexual; esto no solo puede influir en relaciones esporádicas, sino también en relaciones a largo plazo.

Las personas que se consideran Sapiosexuales sienten interés en todo aquello que les aporte nuevos conocimientos y en los de otro al punto de sentirse muy atraídos, en el ámbito amoroso, sexual o en la convivencia.

El Sapiosexual siente fascinación al comprobar que otro puede explicarle temas complejos, y es algo muy difícil de controlar.

La sapiosexualidad vs la superficialidad

Otra característica predominante es que estas personas se alejan por completo de lo superficial, es decir, si conocen a alguien que no les aporta cosas interesantes, simplemente se alejan.

En el caso de las mujeres, prefieren ignorar al tipo de hombre forzudo, alto, con barba etc. porque no los consideran sexy.

Pero ojo, esto no significa que estas chicas se relacionen con sujetos menos atractivos, sino con aquellos que tienen un gran intelecto.

Es importante destacar que el Sapiosexual es una persona muy curiosa de una amplia imaginación.

Aspectos positivos y negativos de ser Sapiosexual

Si has leído  cada una de las características e intuyes que eres Sapiosexual, no te preocupes, esto no influye en tu orientación sexual ni mucho menos es una enfermedad.

Simplemente te ayuda a ser más selectivo a la hora de relacionarte.

Es fundamental resaltar que esto tiene sus puntos a favor. Muchas veces la rutina en una relación puede acabar con la misma, pero si eres Sapiosexual podrás vivir con esto debido a que estas personas suelen ser creativas y originales.

Y así es como este tipo de relaciones pueden reavivar y mantener la llama del amor, algo que con el tiempo recibió el nombre de inteligencia erótica tras la publicación del famoso libro de la terapeuta Esther Perel.

El precio de ser una persona Sapiosexual

Por el contrario, los sapiosexuales no suelen conocer lo que es enamorarse platónicamente, lo que podría considerarse un problema importante.

Cuando el Sapiosexual logra cruzar la barrera de la simple excitación y logra amar al otro comienza a afectar su autoestima, tras idealizar su persona ideal y descubrir que esta no se encuentra a su nivel.

Es importante que las personas que se sientan atraídas por la inteligencia de otra persona vivan el momento con plenitud, interactuar con aquellos que también puedan ser sapiosexuales y socializar.

¿Los sapiosexuales se reconocen entre sí?

Cuando nos fijamos en otra persona siempre encontramos ciertas cualidades en las que nos reflejamos o que, de cierta forma, nos gustaría tener.

En este caso es muy común que alguien valore la inteligencia de otros al conversar, recomendarse libros o una obra.

La sapiosexualidad no es algo nuevo. Desde la prehistoria el más inteligente y fuerte era quien destacaba y lideraba la manada, llamando la atención del resto del grupo.

Si trasladamos esta situación a la actualidad, dentro de un grupo siempre va a destacar aquel que haga los mejores chistes, el que tenga ideas muy interesantes que compartir o genere conversaciones estimulantes. Algo que sin duda alguna lo hace ser realmente atractivo, y un buen modelo a seguir para destacar entre el resto de opciones que tu posible pareja puede elegir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *